periostitis

El mal del corredor: La periostitis tibial. Como se produce y tratamiento

Posted on

INTRODUCCIÓN

La periostitis tibial es una patología que cursa con una inflamación aguda o crónica del periostio que recubre la tibia. Es una dolencia muy común en deportistas, se presenta principalmente en corredores de fondo, corredores de largas distancias, aficionados al running y también puede aparecer en deportistas de diferentes disciplinas. Provoca una sensación de quemazón en la parte anterior de la tibia.

Antiguamente fue definida como una patología que cursa con dolor en la parte anterior e interna de la tibia, producido por una inflamación de la membrana que recubre el hueso de la tibia, también llamado periostio. Esta membrana está compuesta por una capa externa de tejido conectivo, que es vascular, fibroso y resistente y se encarga de nutrir al hueso; y una capa interna que se encarga de renovar la estructura ósea. La inflamación del periostio ocurre habitualmente entre los 2 y los 15 cm por encima del maléolo interno, en la cara antero-interna de la tibia y en la mitad de los casos afecta de forma bilateral a ambas piernas. Esta es la explicación clásica de que es la periostitis, aunque hoy día se ha visto que no siempre hay una inflamación del periostio y que en el caso de sentir ese “quemazón” en la parte anterior de la tibia y ser diagnosticado de periostitis puede haber varias patologías asociadas con la sintomatología típica de la periostitis.

Periostitis tibial

 

En la mayoría de los pacientes diagnosticados de periostitis no aparece la dicha inflamación de periostio, sino que presentan signos de osteopenia, una reacción por estrés del hueso que se vuelve doloroso y puede desembocar en fractura por estrés de la tibia.

En el síndrome compartimental medial y posterior existe un dolor por quemazón en la parte anterior de la tibia, hay estudios que demuestran que el dolor es debido al aumento de la presión intramuscular dentro de los compartimentos.

CAUSAS

Las causas principales de la inflamación del periostio o cualquiera de las patologías que provocan este dolor típico en los corredores son un esfuerzo excesivo durante un largo período de tiempo, un cambio brusco en el entrenamiento, cambios de terreno o problemas con el calzado.

Los excesivos impactos del pie con el suelo causan vibraciones, estas vibraciones unidas a las tracciones de la musculatura rígida en su inserción y los apoyos incorrectos provocan traumatismos repetidos sobre la cara anterior de la tibia, sobre su periostio, y esto favorece la aparición de la periostitis. Otra causa puede ser la excesiva rotación de la cadera, lo que provoque una torsión tibial externa aumentada con un pie hiperpronado o con excesiva eversión del talón, valgo del retropié.

Estos factores aislados o unidos pueden provocar, además, una sobrecarga de los músculos de la pantorrilla, principalmente el tibial posterior.

 

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de radiografía y resonancia magnética puede complementar la exploración física para el diagnóstico de la periostitis tibial; aunque el diagnóstico principalmente se realizará mediante la exploración.

La exploración física consiste en la palpación de la parte anterior de la tibia, se da una palpación dolorosa y en ocasiones puede presentar “bolitas inflamatorias” a lo largo de la tibia o tumefacción, además se valorará el tipo de pisada para ver si es la causante de esta dolencia, si es necesario se realizará un estudio biomecánico de la pisada.

TRATAMIENTO

Lo primero que se debe tratar es esta sobrecarga de la musculatura que suele ir asociada o en ocasiones, incluso, es la causante del dolor. Eliminar el factor desencadenante del problema debe ser prioritario; como sería corregir el mal apoyo del pie mediante un análisis mecánico de la pisada para definir la necesidad del uso de plantillas, disminuir la carga de entrenamiento, cambiar de calzado o cambiar el terreno por el que se entrene.

periostitis tibial

 

Dentro del tratamiento médico para la periostitis cabe destacar el uso de antiinflamatorios y analgésicos, reposo hasta que remita el dolor y siempre que haya sospecha de dicha patología se debe acudir a un profesional cualificado para que realice las pruebas pertinentes.

En el tratamiento fisioterápico clásico se ha destacado, además del reposo y medidas analgésicas y antiinflamatorias, el uso de la crioterapia o hielo, iontoforesis antiinflamatoria y ultrasonidos con un gel corticosalicilado en período crónico o subagudo, láser, correcciones ortopédicas y reanudación de la actividad de forma progresiva y controlada.

Actualmente se trata la periostitis de forma distinta, reduciendo la carga de trabajo y, además del uso de medidas antiinflamatorias, analgésicas y crioterapia, se realizan vendajes con tape rígido o esparadrapo estático para ayudar a atenuar la vibración del miembro inferior durante el impacto del pie con el suelo. Suele estar afectada la musculatura adyacente a la tibia, como es el tibial posterior, tibial anterior, peroneos, sóleo o gemelos; por lo que se trata esta musculatura relajándola y mejorando su estado; se realizan masajes descontracturantes, estiramientos para la recuperación de la misma y disminución del dolor, se fortalece la musculatura anteriormente nombrada y, antes de la actividad deportiva, se debe realizar un correcto calentamiento.

En resumen, en el caso de que el corredor tenga sospecha de sufrir esta patología debe acudir a un profesional cualificado para su correcta exploración, diagnóstico y tratamiento; reducir la carga de trabajo, realizar los cambios pertinentes en su actividad deportiva para su correcta práctica, mantener la musculatura en correcto estado con un adecuado calentamiento antes de entrenar, estiramientos y una buena descarga muscular, realizar la actividad deportiva con un vendaje compresivo, fortalecer la musculatura de la pantorrilla y aumentar la carga de trabajo de forma progresiva.

 

Diego González Tévar

Graduado en Fisioterapia

BIBLIOGRAFÍA

1-      Dorland’s illustrated medical dictionary. Dorland, W A Newman (William Alexander Newman), 1864-1956. 32nd ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier/Saunders, c2012.

2-      Moen MH, Tol JL, Weir A, Steunebrink M, De Winter TC. Medial tibial stress syndrome: a critical review. Sports Med. 2009;39(7):523-46.

3-      B. Beck, G. Matheson, G. Bergman, T. Norling, M. Fredericson, A. Hoffman, R. Marcus. Do Capacitively Coupled electric fields accelerate tibial stress fracture Ealing: a randomized controlled trial. Am. J. Sports Med. 2008, 36, 545.

4-      F. Gall, C. Carling, T. Reilly, H. Vandewalle, J. Church, P. Rochcongar. Incidence of injuries in elite French youth soccer players: a 10 season study. Am. J. Sports Med. 2006, 34, 928.

5-      Cetinus E, Uzel M, Bilgiç E, Karaoguz A, Herdem M. Exercise induced compartment syndrome in a professional footballer. Br J Sports Med. 2004 Apr;38(2):227-96-      Fournier PE. [Tibial periostitis (“medial tibial stress syndrome”)]. Rev Med Suisse Romande. 2003 Jun;123(6):369-70.

 

 

Anuncios

Lesiones en el deporte: Utiliza tus emociones para una rápida recuperación

Posted on

Son muchos los deportistas que tras una lesión les es complicado recuperarse y no por falta de medios o de cuidados, sino por falta de atención a la emociones. Ellas (las emociones) juegan su papel a la hora de volver al ritmo habitual.

 

El cuerpo es sabio, y aunque es ocasiones no estemos de acuerdo con el momento de una lesión, siempre esos parones tienen un “para que”emocional que en ocasiones no es fácil de descubrir.

lesion

Los síntomas físicos que tenemos en nuestro cuerpo en realidad son la expresión física del leguaje de nuestro inconsciente. Aunque nos suene raro, las lesiones no son por casualidad, ni por mala suerte, como todo en nuestra vida, son nuestra creación.

 

Vivir desde la responsabilidad en todos los aspectos de la vida, a veces y sobre todo al inicio de esa toma de conciencia no es plato de buen gusto; la buena noticia es que el momento que te adueñas de todas las situaciones que te ocurren, todo empieza a ser más sencillo y sobre todo te sientes poderoso.

 

De igual manera las lesiones pueden ser resultado de diversos factores y de conversaciones mentales, como por ejemplo: miedo al fracaso, la excesiva competencia, miedos sobre el que dirán, expectativas…teniendo lugar de manera consciente o no. Ese estrés emocional no ayuda, y sobre todo a la hora de la recuperación.

 

Por lo que es importante gestionar tanto la parte física de la recuperación con los profesionales pertinentes como la parte emocional.

 

A la hora de la llegada de una lesión el primer paso para la recuperación es la gestión de las emociones negativas que se generan debido a los pensamientos negativos que se crean.

 

Un buen análisis de la situación tanto deportiva como personal puede darte pistas sobre el desencadenante de la lesión, y sobre todo te ayudaráa parar e incluso sacar todos esos pensamientos negativos que tu mente empieza a crear.

 

Donde pones tu atención va tu energía por lo que si tu atención la diriges al análisis y de manera consciente empiezas a elegir otros tipos de pensamientos constructivos y motivadores, las emociones que sientas irán en esa dirección, eliminando la parte emocionalmente estresante de la situación, quizásiendo ese un factor limitante para la recuperación.

 

lesionblog2

 

Vamos a darte 5 claves emocionales para que puedas gestionar tu recuperación:

 

1. Acepta la responsabilidad de tu lesión

 

Esta acción te devuelve tu poder personal e incrementa tu liderazgo en esos momentos tan delicados donde hay que sacar fuerzas más alláde lo que sientes. La culpa lleva implícita el castigo, por lo que simplemente séresponsable, de esta manera ya estás predispuesto para la acción.

 

2. Mantén una actitud positiva

 

Son esos momentos, cuando más cuesta estar animados, donde es más importante poner la atención en lo positivo de la situación, aunque parezca que no hay nada. Sobre todo es vital las conversaciones que tienes contigo mismo, y eso es algo que solo depende de ti. Busca imágenes en tu mente que te den impulso para estar motivado y positivo, eso te ayudaráy mucho en la recuperación.

 

 

3. Usa tu mente para sanar tu cuerpo

 

Hay ya investigaciones que demuestran que la mente puede acelerar el proceso de recuperación. Una técnica muy usada es la visualización. Como te mencionábamos antes busca imágenes mentales sobre el estado deseado. Sobre ellas lo importante es que lleves la sensación al cuerpo, que sientas la emoción que te hace sentir bien y recuperado. Nuestro inconsciente no diferencia entre real e irreal, por eso el sentir esas emociones hace que el cuerpo crea que esta sucediendo en realidad y aceleraráel proceso.

 

4. Mantén contacto con otros

 

El compartir lo que ha sucedido, y apoyarte en otras personas, te daráánimos y fuerzas para seguir adelante. Una buena manera de eliminar esos pensamientos negativos es sacándolos fuera de ti. Atención! que no se convierta en una costumbre. Sobre todo apóyate en esas personas que sabes que te quieren y te motivan e inspiran a seguir siendo el campeón que eres.

 

 

5. Establece objetivos

 

Un paron, no quiere decir que abandones tus planes. Reorganiza si es necesario tus objetivos, establece algunos nuevos. Lo importante es mantener a tu mente activa hacía la siguiente meta y no regodearse en lo sucedido. Estos imprevistos suelen ser una buena oportunidad para parar y mejorar cosas.

 

 

Ya tienes algunas claves para poner en practica, aunque a veces los cambios no nos gustan y sobre todo si hablamos de lesiones. Busca una interpretación de la situación que te lleve a un lugar mejor del que estabas anteriormente y sobre todo confía en que las cosas suceden por algo, y ese algo es porque es lo mejor para ti.

 

A veces nos enfocamos en el árbol y no vemos el bosque. Ante situaciones incomodas, como pueda ser una lesión, mira el bosque y dale una perspectiva que te ayude y te de fuerzas.

 

Y recuerda que hagas lo que hagas ten presente que MEreces EMOCIONArte.

 

Si tienes alguna pregunta sobre lo que has leído, ya sabes que puedes mandarnos un email a info@altorendimientoemocional.com y estaremos encantados de apoyarte.

 

Gracias a Sanus Vitae y en especial a Rubén, por compartir con nosotros y permitirnos hacer lo que más nos gusta que es apoyar a las personas. Esperamos que este artículo te sirva para avanzar y sobre todo para seguir ganando la batalla a la mente, que en ocasiones nos pone limites, cuando sabemos en el fondo que somos seres ilimitados.

 

El Equipo de Alto Rendimiento Emocional

@AltoRendEmocion

www.altorendimientoemocional.com