recetas

La Pizza puede ser saludable

Posted on Actualizado enn

La pizza si es casera, puede ser muy saludable. A continuación explico como preparar una pizza integral de verduras y todo lo que nos aporta:

Ingredientes para 4 personas

  • 200 gr de harina integral
  • 15 gr de levadura
  • 300 gr de champiñones
  • 1 berenjena
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 200 gr de tomate triturado
  • 50gr de mozzarella rallada
  • oregano
  • aceite de oliva
  • sal

Imagen

Mezclar la levadura con 100ml de agua templada. Disponer la harina en la superficie de trabajo en forma de volcán y añadir en el centro la mezcla de levadura, una pizca de sal y 3 cucharadas de aceite. Forma una bola con la masa y dejarla reposar, tapada con un paño 30 minutos.

Cortar en dados las hortalizas y saltearlas 5 minutos en una sartén con aceite. 

Extender la masa de forma rectangular. Repartir el tomate por encima y luego añadir las verduras, por ultimo espolvorear con el orégano y la mazzarella. Cueces al horno durante 15 o 20 minutos a 200 Cº.

La harina integral aporta más energía que la refinada y también contiene minerales. Los champiñones son antioxidantes por su aporte de selenio que ayuda a prevenir el envejecimiento y cuida el corazón. Es mejor utilizar mozzarella en la pizza porque aporta menos kcal que los quesos que se utilizan normalmente para gratinar y además aporta calcio.

Andrea Ferrandis Escoto Co-directora de Sanus Vitae y nutricionista

http://www.sanusvitae.es

http://www.facebook.es/sanusvitae10

Anuncios

Comer de tupper

Posted on

¿Es posible comer de manera saludable, mantener lo que se conoce como una dieta sana y equilibrada, cuando se ha de alimentar uno a base de fiambrera durante cinco días a la semana? «Requiere un mínimo esfuerzo, pero definitivamente sí, es posible»

Una jornada laboral partida o la lejanía del puesto de trabajo de nuestras casas, a menudo nos obligan a comer alimentos altamente calóricos ya que en muchos casos optamos por el menú o la comida rápida en lugares próximos a nuestro trabajo. Una alternativa ideal para olvidarse de la comida rápida y algo más económico son las clásicas tarteras conocidas también como tupperware.

Es una buena opción para comer como en casa, con platos que se adaptan mucho más a nuestras necesidades, de una forma más sana y sin salirnos de nuestro plan de la semana.

Aquí tenéis una serie de consejos para preparar las comidas de tupper:

-Si elabora un calendario de comidas para toda la semana, le resultará mucho más fácil llevarlo a la práctica.

-Algunos días puede llevarse para comer sandwiches o bocadillos que, bien elaborados, suponen una comida completa

– Preparar el menú por la tarde o noche anterior de cada día, o dejarlo hecho el fin de semana. En caso de que se prepare la comida con varios días de antelación será necesario congelarla. La noche anterior, para no romper la cadena de frío, habrá que pasarla al frigorífico. Así, por la mañana, se podrá llevar el tupper y al mediodía estará listo para consumir, previo calentamiento en el microondas, si fuera necesario.

-Hay que tener un envase homologado para llevar comida. Para no tener ninguna duda, a la hora de adquirirlo hay que fijarse en que el recipiente de uso alimentario tiene que tener en su parte posterior el dibujo de una copa y un tenedor. Asimismo, hay que cambiar el envase cuando, después de muchos usos y muchos lavados va perdiendo su color y su transparencia. Es fácil que, con el paso del tiempo, los aditivos que existen en el plástico se transmitan a la comida.

-Una vez que se ha depositado la comida en el recipiente y que se ha llegado al lugar donde vamos a pasar toda la mañana, es importante meterlo en el frigorífico para que el alimento mantenga todas sus propiedades y para que no se eche a perder.

-Por otra parte, si la comida hay que calentarla, habrá de hacerse a una temperatura mayor de lo habitual para eliminar cualquier tipo de contaminación. Si es posible, para mayor seguridad aún, sería conveniente calentar la comida en un envase de cristal o en platos de vidrio o cerámica ya que estos no tienen los aditivos de los plásticos.

-Casi todos los alimentos son susceptibles de poder ser transportados en un tupper, pese a ello, hay algunos para los que no está aconsejado su uso. Es el caso de los rebozados o los filetes a la plancha porque se deshidratan y quedan duros. También, con vegetales como la lechuga o el tomate hay que ser especialmente cuidadosos porque pueden perder sus propiedades y su textura.

 

-El mejor menú para comer fuera de casa es aquel que tenga platos compuestos que contengan hidratos de carbono, proteínas y lípidos.

Para finalizar el post os dejo un ejemplo de comida de tupper:

Imagen

Ensalada de lentejas, calabaza y queso de cabra.

Ingredientes

1/4 taza de té de lentejas secas, 1 cucharada de guisantes verdes en conserva, unos 100 gramos de calabaza, 30 gramos de queso de cabra, rúcula, sal, orégano y 1 cucharada de aceite de oliva.

Preparación

Para iniciar la elaboración de esta ensalada de lentejas y calabaza debemos colocar a hervir las lentejas y simultáneamente pelamos y cortamos la calabaza en pequeños cubos que llevaremos a horno hasta que estén tiernos, previamente habiendo espolvoreado la hortaliza con orégano.

Una vez cocidas las lentejas colamos, retiramos el exceso de agua y colocamos en un recipiente, añadimos la calabaza ya horneada en cubos, sumamos los guisantes verdes y la rúcula, y mientras la temperatura de los ingredientes desciende cortamos el queso en cubos para sumarlo por último a la ensalada.

Condimentamos con sal y aceite de oliva y listo para consumir.

¿Y tú que receta sueles preparar para llevarte a cualquier sitio en tupper?

Andrea Ferrandis Escoto