entrenamiento funcional transferencias grupos musculares cadenas beneficios salud rendimiento pesas rusas plataformas inestabilidad

Entrenamiento Funcional

Posted on Actualizado enn

En el ámbito de la actividad física y el deporte, como en cualquier otro, aparecen continuamente nuevos “productos de mercado”, o en este caso, nuevos métodos de entrenamiento, como pueden ser el pilates, GAP, Body Combat, Aquagym…algunos de los cuales permanecen en el tiempo, mientras que otros son simplemente tendencias pasajeras.
Actualmente, se oye mucho el término Entrenamiento Funcional, y está llegando a todos los campos de la actividad física, tanto al mundo del rendimiento deportivo, como al mundo de la salud.
 
Pero, ¿Que es el entrenamiento funcional? Podemos definir el entrenamiento funcional como aquel que nos proporciona una elevada mejora hacía el objetivo deseado.
Si nuestro trabajo es el de oficinista, será el que mejor nos prepare para afrontar nuestro día a día en la oficina.
Si estamos lesionados, será aquel que nos facilite la vuelta al estado de forma anterior a la lesión, o incluso mejorarlo.
En el caso del rendimiento deportivo, será aquel que nos permita alcanzar un mayor rendimiento en nuestra especialidad.
 
El entrenamiento funcional, no se centra en ejercicios aislados, mono-articulares y que no podamos encontrar en nuestra vida cuotidiana o actividad deportiva, como por ejemplo las máquinas de gimnasio, como el jalón o el press de banca, en los que solamente podemos realizar un movimiento con carga guiada de una manera aislada, con las limitaciones que esto conlleva para el aprendizaje de nuevos patrones motores. Aún así, en algunos casos, como en la rehabilitación de lesiones o en personas con problemas de coordinación, podremos realizar ejercicios en máquinas guiadas que puedan ser catalogados como funcionales, aunque en casos aislados, ya que la filosofía de entrenamiento funcional se centra más en la realización de ejercicios que transmitan transferencias a gestos de nuestra vida diaria y/o deportiva.
Para diseñar un entrenamiento funcional, se deben tener en cuenta todos los aspectos del movimiento humano, y una vez analizados, tratar de integrarlos para realizar unos ejercicios lo más similares posibles a la actividad que tenemos como objetivo, para así realizar las máximas transferencias posibles, y con ello el máximo rendimiento y beneficio de cada entrenamiento. En este tipo de entrenamiento, se debe tener en cuenta todo el movimiento humano, estudiando cada acción, cada gesto motor, los ángulos de movimiento, las palancas, los movimientos que pongan en riesgo cualquier articulación, y después continuar analizando el sujeto al cual vamos a dirigirnos: su historial de lesiones, su actividad laboral, modalidad deportiva, nivel de práctica… Una vez conozcamos todos los detalles del movimiento humano y de la persona a la cuál vamos a prescribir el ejercicio, podremos crear los ejercicios que después le van a aportar unos mayores beneficios a su objetivo, todo esto de una manera integral, en la que no aislemos los movimientos, sino que hagamos participe a todos los grupos musculares de cada acción.
 
 
Otro de los puntos fuertes del entrenamiento funcional, es la diversidad de ejercicios que podemos programas, ya que la cantidad de material que podemos utilizar, es prácticamente infinita. Entre estos materiales destacan:
 
– Balón medicinal
Plataformas de inestabilidad
TRX
– Pesas rusas
Materiales elásticos
 
Y a todos estos, les podemos sumar muchos más, a parte de que estos entrenamientos no nos vemos obligados a realizarlos en aburrido gimnasio, ni entre las cuatro paredes de nuestra casa, sino que podemos trasladarnos a la playa, la montaña o el parque de al lado de nuestro hogar, lo que le conseguirá dar un toque más motivante y retador a nuestros entrenamientos.
 
En resumen, el entrenamiento funcional es aquel que huye de los movimientos mono-articulares, presentando una amplia gama de ejercicios que engloban una gran parte de patrones motores, utilizando una amplia gama de materiales, pudiendo realizarlo tanto en un gimnasio como al aire libre, y que siempre, va encarado hacía un objetivo, que será sobre el cuál planificaremos los ejercicios con la idea de obtener el mayor número de transferencias posibles.
 
Anuncios