¿Por qué debes incluir el ajo en tu alimentación diaria?

Posted on Actualizado enn

Ayer hablando con mi abuelo sobre su alimentación me recordó que el cada día en ayunas se come un diente de ajo crudo sin cortar ni masticar, si lo traga entero desde hace años y le atribuye gran parte de su buena salud a esta acción diaria. Aunque quiero destacar que a sus 75 años, va cada día al gimnasio donde hace bici estática, hace pesas y nada en la piscina, solo hace esto porque tiene 2 prótesis de rodilla sino continuaría jugando a padel como ha hecho gran parte de su vida.

Cuando me comento esto mi contestación fue la siguiente: “Abuelo si hiciera todo lo que se supone que tengo que hacer para cuidar mi salud cada día no tendría horas suficientes ni tiempo para otra cosa”. Y él me dijo: “está claro, pero por lo menos elige lo que quieres hacer para cuidar tu salud y haz algo, a mí me gusta tomarme el ajo en ayunas y siento que me aporta beneficios, el porque me los aporta no lo sé, pero a mí me dijeron que era bueno y lo hago”.

Imagen

¿Por qué el ajo crudo nos aporta beneficios?

La mayor parte de los beneficios del ajo se atribuyen a la alicina. Este compuesto para combatir enfermedades cardíacas y el cáncer es producido en el ajo. Cuando cortamos el ajo o lo cocinamos la alliinase se inactiva impidiendo la producción de alicina haciendo que el ajo no nos aporte muchos de los beneficios que nos aporta.  Sin embargo un informe de Science Daily explica que si el ajo crudo es picado primero y luego se deja reposar durante 45 minutos, se puede producir alicina. Una vez que la alicina es producida, el ajo se puede cocinar con mínima pérdida de alicina.

Beneficios del consumo diario de ajo

  • Tiene un bajo contenido en calorías y aporta aroma y sabor a las comidas, por tanto, puede ser de gran ayuda para reducir el uso de sal en las comidas y al mismo tiempo
  • Es una buena fuente ideal de minerales y vitaminas, como el potasio, fósforo, zinc, selenio, vitamina C, E y vitaminas del complejo B.
  • Contiene antioxidantes que incrementan la capacidad del organismo para luchar contra el estrés oxidativo que puede dañar células de todo el cuerpo e inducir problemas cardiovasculares.
  • Impide la oxidación de lípidos por lo que ayuda a prevenir la aterosclerosis.
  • Controla los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, por tanto puede ser de gran utilidad en personas que sufren de dislipemias.
  • Mejora la circulación sanguínea y controla la presión arterial debido a compuestos como los sulfurados que tienen efectos vasodilatadores y antitrombóticos.

Sin embargo, quiero destacar que el ajo está contraindicado en caso de que sufras de problemas estomacales o estés recibiendo un tratamiento con anticoagulantes.

Conclusión, incluir el ajo en tu alimentación diaria puede aportar beneficios como los citados mejorando tu calidad de vida a largo plazo ya que previenes enfermedades como las cardiovasculares.

 

Andrea Ferrandis Escoto nutricionistas y Co-directora de Sanus Vitae

www.sanusvitae.es

@SanusVitae

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s