El corredor y la fascitis plantar (I)

Posted on

  • El running está ganando muchos adeptos en los últimos años.
  • Se estima que en nuestro país existe la friolera cifra de 2.5 millones de corredores más o menos recurrentes.
  • El incremento, desde 2008, de carreras populares es del 50%, aproximadamente 3.000 anuales.

Grandes son los beneficios del running, pero a veces aparecen pequeños contratiempos que nos impiden disfrutar de la práctica deportiva.

La fascitis plantar se ha convertido  en un problema muy común entre la comunidad de corredores. En este artículo intentaremos comprenderla y como atajarla.

LA FASCIA PLANTAR

Para saber en qué consiste la fascitis plantar debemos conocer cuál es la estructura responsable de las molestias. La fascia plantar es una potente membrana de tejido conectivo que se extiende des de la porción inferior del hueso talón a la base de los dedos de los pies.

Su función es la de tensar la base del pie manteniendo la curvatura plantar para amortiguar el impacto durante la marcha o la carrera, y proteger estructuras osteomusculares y neuromusculares.

De modo que consideramos que la Fascitis Plantar es la inflamación de la fascia en su inserción en el hueso calcáneo como consecuencia de microtraumatismos repetitivos que el organismo no tiene tiempo de reparar. Llegando a producir su degeneración si no se toman las medidas oportunas.

CAUSAS

La fascitis plantar se produce como consecuencia a la constante tensión a la que está sometida, asociada a factores predisponentes como:

Alteraciones anatómicas de los pies. Bien demasiado planos o demasiados arqueados, estos últimos con una fascia corta e inflexible.

– Posición en valgo del retropié (corredores con pie pronado)

Acortamiento del tendón de Aquiles y excesiva tensión de gemelos y soleo. Esto provoca una tracción del calcáneo y una mayor tensión para la fascia.

Otras causas:

Iniciarse en el running de forma no gradual y con entrenamientos demasiados exigentes y sin el asesoramiento adecuado.

Exceso de carga (largas distancias) o correr por terrenos irregulares sin el entrenamiento adecuado

Calzado inadecuado y con sujeción insuficiente

Edad. Asimilar las limitaciones de cada uno. La fascia pierde elasticidad, su poder de absorber impactos y su capacidad de regeneración. Necesario adaptar el entrenamiento.

– Y muy a tener en cuenta, ahora con la llegada del buen tiempo, y más por deportistas que ya han padecido episodios anteriores. El uso habitual de chancletas agrede a las fascia por ser un calzado muy plano y de escasa sujeción.

CLÍNICA

-El primer síntoma de alarma del deportista es el dolor matutino localizado en la base del talón, que incrementa con el apoyo, y disminuye a lo largo del día.

-Se aprecia una fascia tensa y endurecida, dolorosa a la palpación y al estiramiento.

Dolor tras el entrenamiento, incluso durante la carrera o la marcha.

-En fases más avanzadas dolor al estar de pie e incluso en reposo.

-Radiológicamente puede aparecer un espolón calcáneo. No es la causa del dolor sino la consecuencia de que existe una reiterada tracción por una fascia excesivamente tensa.

En próximos artículos, hablaremos sobre la prevención y el tratamiento de la fascitis plantar.

Marcos Lorente

Fisioterapeuta

Colegiado CV.2200 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s