El entrenamiento y sus métodos: Como debemos elegir los distintos tipos de entrenamiento

Posted on Actualizado enn

Muchas son las veces que nos planteamos qué tipo de entrenamiento hacer para poder evolucionar y mejorar nuestro estado de forma. Está empíricamente y científicamente demostrado que si siempre realizamos el mismo entrenamiento llega un momento donde nuestro metabolismo se estanca y nuestro nivel de estado de forma no evoluciona.

Para poder subir nuestro estado de forma, nuestro organismo necesita que se le apliquen estímulos (cargas de entrenamiento) para que haya una fase de catabolismo (fase destructiva oxidativa de las moléculas celulares para producir energía ) y posteriormente mediante el proceso homeostático (estabilización de los procesos fisiológicos de nuestro cuerpo) que haya una fase de anabolismo (fase constructiva de las moléculas celulares). Esta fase constructiva es la que nos va a permitir desarrollar nuestras estructuras fisiológicas.

Así pues, para poder conseguir una evolución en nuestro estado de forma, nuestro cuerpo debe entrenarse a partir del principio del entrenamiento de la continuidad, es decir, aplicación de cargas de forma continua. Ahora bien, estas cargas si siempre son iguales, de la misma duración, de la misma intensidad o del mismo ritmo, no conseguirán proporcionar estímulos suficientemente altos para producir una fase homeostática en la que se encuentren mejoras a nivel tanto fisiológico (muscular, neuronal, oxidativo, hormonal, etc.).

Partiendo de la base de que para entrenar, hay que buscar estímulos de entrenamiento que permitan no estancarnos en nuestro rendimiento, encontramos en la literatura muchos métodos de entrenamiento distintos: método hiit, series, fartlek, interval training, circuit training, carrera continua, etc.

Ahora bien, aunque la nomenclatura es extensa, todos los métodos de entrenamiento se pueden resumir en el siguiente esquema (tomado de Zhelyazkov,2001):

 Imagen

Como podemos ver en el esquema, los entrenamientos pueden ser continuos (sin ninguna interrupción durante el entrenamiento) o no continuos (con micropausas o macropauas en el mismo entrenamiento). Dentro de este principio de progresión (entrenamiento continuo o no continuo), el entrenamiento puede ser uniforme (siempre al mismo ritmo) o no uniforme (cambiando de ritmo en la misma serie). Así pues, nos salen 4 métodos de entrenamiento que engloban a toda la nomenclatura que encontramos tanto en la literatura, como en los foros, los blogs, revistas o internet. Por ejemplo, un interval training es un método no continuo uniforme; un fartlek es un método continuo no uniforme; trabajar con series es un método no continuo uniforme o no uniforme (según el ritmo), etc.

Por tanto, toda la nomenclatura en cuanto a métodos de entrenamiento se encuentra englobada dentro del esquema propuesto anteriormente. Pero, tal y como nos dice Martin D. (2007), los métodos de entrenamiento son procedimientos planificados de transmisión y configuración de contenidos dentro de unas formas de entrenamiento dirigidas a un objetivo. Así pues, vosotros como atletas debéis conocer que hay varios tipos de entrenamientos, pero sólo los entrenadores cualificados y profesionales sabrán aplicarlos de la forma más óptima y beneficiosa para poder aumentar vuestro rendimiento.

Ya hablando desde la experiencia empírica, esta metodología de tipos de entrenamiento la utilizo en todos mis deportistas, ahora bien, a cada uno de ellos se les asigno con una intensidad y un volumen específico (las variables condicionantes del entrenamiento como podemos ver en el esquema) según sus necesidades. Clara, Sonsoles, Ruth, Emi, Patri, Javi, Emilio, Jesús, Nacho, Pascual y Juan Carlos ya están trabajando bajo esta metodología y los resultados están presentes.

En conclusión, cuando entrenamos debemos proporcionar diferentes tipos de estímulos al músculo de manera repetitivita (con su respectivo descanso) para que el entrenamiento tenga efecto a nivel fisiológico. A pesar de la extensa nomenclatura que nos podamos encontrar, todos los entrenamientos se encuentran dentro de las variables de la  progresión y del ritmo. Combinar estas dos variables nos va permitir encontrar distintos tipos de entrenamiento. Los profesionales de la actividad física y deporte son aquellos que sabrán aplicarlos de la forma más correcta para las necesidades del deportista.

Bibliografía

Zhelyazkov, Z. (2001). Bases del entrenamiento deportivo. Barcelona, Paidotribo

Martin, D. (2007). Manual de metodología del entrenamiento deportivo. Barcelona, Paidotribo

 

Vicent Gonzalez Alvarez

Entrenador en Sanus Vitae

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s