Trabajo del CORE: ¿Realmente eficiente?

Posted on

Hoy en día todos hemos oído hablar del core, que si es bueno, si mejora el rendimiento deportivo, previene lesiones… ¿Pero realmente, sabemos de lo que estamos hablando y la función que tiene?

A grandes rasgos, podríamos definir el core como aquel conjunto de músculos que se encuentran en el área abdominal y en la parte media y baja de la espalda.

Los músculos que forman parte de este “cinturón” son los erectores de la columna(sacroespinal), multifidus, oblicuos internos y externos, el transverso abdominal, el suelo pélvico y el diafragma. En menor medida también influye el trapecio, el dorsal y  el glúteo. 

    La principal función de la musculatura del tronco es el mantenimiento de la estabilidad del raquis, entendiéndose ésta como la habilidad para limitar patrones de desplazamiento bajo cargas fisiológicas de forma que prevenga la discapacidad por deformación o el dolor debido a cambios estructurales (Monfort, 2000).

Analizando los movimientos del ser humano, podemos observar que gran parte del tiempo nos encontramos de pie (bipedestación) o levantando/moviendo peso. Con ello producimos un gran estrés sobre la columna vertebral y por ello es muy importante trabajar la musculatura implicada en la estabilización del cuerpo, para poder repartir este estrés y que no repercuta en su totalidad sobre las vertebras y la espina dorsal.

A continuación os comentamos algunos de los beneficios del trabajo del core:

1- Aumento del control y la firmeza postural.

2- Mejora de la coordinación y el equilibrio.

3- Aumento de la fuerza y la flexibilidad a través del complejo lumbo-pélvico-cadera (Sacro-Ilíaco)

4- Correcta estabilización del cuerpo

5- Disminución del riesgo de lesiones en la zona lumbar

6- Aumento del rendimiento deportivo

7- Mejora en la eficiencia de los movimientos deportivos y cuotidianos.

Después de presentaros algunos de los muchos beneficios que podéis obtener a través del entrenamiento del core, os dejamos nuestro TOP 3 ejercicios de entrenamiento del core:

1- La plancha o puente:

Variante:

Utilizar una pelota suiza/fitball

 

2- Plancha lateral:

3- Estabilización con fitball/pelota gigante:

Variante:

Realizarlo solamente con el apoyo de un pie, la otra extremidad se encontrará perpendicular al suelo.

Consejo Sanus Vitae:

Para mejorar tanto tu salud como tu rendimiento deportivo trata de introducir ejercicios de estabilización del core en tus rutinas. 

Sería recomendable que los entrenamientos de musculación no se centraran solo en ejercicios localizados tipo press de banca ya que introduciendo ejercicios globales, con la activación de un mayor número de grupos musculares, trabajando en ángulos mayores y con la solicitación del core experimentaremos mejoras mucho más significativas.

Y recordad que estamos a vuestra disposición para resolver todas las dudas que tengáis. Podéis poneros en contacto con nosotros a través de: www.sanusvitae.es

 

Rubén Gadea Mira

Preparador Físico en Sanus Vitae

Anuncios

2 comentarios sobre “Trabajo del CORE: ¿Realmente eficiente?

    Piti Pinsach escribió:
    17 de enero de 2013 en 13:18

    Estimado Rubén,

    Me alegra verificar el interés por el CORE, por disponer de una verdadera faja que reaccione ante un esfuerzo, sea una tos, un grito, un lanzamiento, un salto…

    Comrueba que hace el CORE de un niño cuando hace algo de lo mencionado, ponlo en decúbito supino, rodillas algo flexionadas y pídele que grite, que tosa fuertemente. Observa su faja abdominal (zona sub-umbilical) Podrás ver que, normalmente, reacciona y se anticipa, se contrae unas milésimas de segundos antes del grito, la tos, un esfuerzo. Es lo que entendemos como timming, lo mismo que hacen multífidos y otros para proteger la estructura de la columna. Verifica que pasa en un adulto, entrenado o no. Comprueba si la faja hace de faja, si se contrae ante un esfuerzo.

    Si se está de acuerdo en ello debemos pensar en mantener o recuperar esta anticipación de la faja abdominal que no es voluntaria. Por cierto que el suelo pélvico hace lo mismo y es importante que lo haga, en especial en las mujeres. Podemos imaginar que les sucede a los órganos del suelo pélvico si ante un esfuerzo, tos o grito éste desciende.

    Tal vez convendría preguntarnos si con estos ejercicios propuestos mejoramos esta anticipación que parece ser no es voluntaria.

    Desde que escuché por primera vez estabilidad lumbo-pélvica y también CORE, me he preguntado cómo podríamos definirlo de manera comprensible y atractiva para los practicantes. Especialmente para estimularles a mejorar su estado físico, su salud y calidad de vida.

    Me permito una sugerencia, si medimos la cintura en relajación de una persona, sus pliegues de grasa y su tejido graso con bioimpedancia. Le prescribimos ejercicio y verificamos, al cabo de dos meses, que no se han modificado pliegues ni porcentaje de grasa y ha reducido 4 centímetros de cintura. ¿Podríamos decir que tiene una faja que es más efectiva que hace dos meses? ¿Puede que le proporcione más estabilidad a la columna y a la pelvis? ¿Es un CORE más efectivo? Porqué lo que verifico es que los clientes que logran esto están muy satisfechos y se sienten mucho mejor.

    Sugiero que, a pesar de ser muy polémicos, que generan mucho debate y provocan escozor en muchos colegas, se pruebe el Método Hipopresivo y verificar si es eficaz en este sentido.

    Un saludo y mis mejores deseos de felicidad

    Piti Pinsach
    D.E.A. Morfología Médica
    Ldo. Ciencias de la Actividad Fïsica y el Deporte – Colegiado 7467
    Director de Educación, Investigación y Desarrollo del Método Hipopresivo M. Caufriez
    Miembro del Instituto Internacional del Deporte y de las Ciencias Aplicadas
    Member of the Society of Anti-Aging Medicine
    Tel 0034 609368176 / 0034 986460590
    http://www.pitipinsach.net
    http://www.marcel-caufriez.net
    http://www.metodohipopresivo.com

      elblogdesanusvitae respondido:
      24 de enero de 2013 en 0:53

      Bueno aportación Piti, para nosotros lo ideal sería complementar tanto los abdominales tradicionales como los isométricos y los hipopresivos. No por utilizar un método debemos descartar radicalmente los otros.

      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s